Con la elaboración del presente documento se pretende poner en valor y en conocimiento de la ciudadanía de ovetense qué son los huertos urbanos, proyectos que ya llevan en algunos sitios muchos años funcionando.

Estas iniciativas ciudadanas plantean una nueva y atractiva función para solares en desuso. Muchas ciudades nos sirven de inspiración, dentro y fuera de nuestro país: Madrid, Barcelona, París o Londres llevan ya años e incluso décadas de experiencia con iniciativas similares. Y es que los huertos urbanos son un instrumento que no sólo redunda en la mejora del medio ambiente y del tejido social del barrio, sino que apuesta por una estructura urbana más sostenible y la creación de ciudades más humanas.

Aunque los huertos urbanos están de actualidad, su historia tiene más de un siglo y, a lo largo de ella, han ido respondiendo a las diferentes necesidades con la que se encontraban los residentes de las ciudades. La historia de los huertos urbanos como hábil instrumento de integración social y educación ambiental se inició allá por los años 70. En Nueva York un grupo de personas vio la oportunidad de movilizar a la ciudadanía en torno a un proyecto comunitario que pretendía convertir los huertos en centros sociales de reunión y acción. Nació así la Green Guerrilla, evolucionando más adelante hacia la proliferación de huertos comunitarios hasta llegar a los 600 que podemos ver en la actualidad en esta ciudad.

No hemos de olvidar tampoco el papel que jugaron los huertos urbanos en la provisión de alimentos que tan importante fue en períodos históricos anteriores. Cabe destacar, por ejemplo, que durante la 2a Guerra Mundial el 40% de los alimentos que se consumían en las ciudades procedían de los huertos urbanos, o que tras la caída de la Unión Soviética los solares de La Habana se transformaron en cultivos donde conseguir alimentos frescos y baratos. Durante las guerras mundiales se desarrollaron programas gubernamentales y campañas de fomento de la agricultura urbana como Dig for Victory en Gran Bretaña y Victory Gardens en Estados Unidos.

Aún antes, grandes fábricas de los países más industrializados durante el siglo XIX proveyeron a sus trabajadores con terrenos con el objetivo de aumentar sus recursos y asegurar su subsistencia. (Extraído del proyecto “Huertos urbanos en Villa del Prado”, del grupo promotor de Villa de prado, Huerta del Rey y Girón).

Después de este recorrido histórico vemos aún más necesario sacar adelante iniciativas como estas. Una nueva forma de participación comunitaria, saludable y moderna (aunque de toda la vida), que pueda funcionar como pequeño pulmón verde en cada barrio de nuestra ciudad. Un espacio de encuentro e intercambio, con grandes posibilidades lúdicas, educativas y de reflexión para todos y todas.

Enlace al proyecto en Drive: Proyecto de gestión de huertos urbanos del barrio de la Corredoria

¿Qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.