Incendio forestal

Llega la época estival, y tras los trágicos incendios que asolaron el año pasado a Asturias, Galicia y sobre todo Portugal, llega de la mano de nuestro país vecino una guía para la protegerse de los incendios en zonas rurales, que desde Biodevas os queremos compartir.

Aquellos que una vez fueron incendios forestales ahora son incendios rurales, con aldeas, casas y caminos amenazados por el fuego. Conscientes de la nueva situación, las Administraciones portuguesas están promoviendo un programa de autoprotección para la ciudadanía contra el fuego, “Pueblos seguros, personas seguras”.

La iniciativa informa las medidas a seguir en caso de proximidad a un incendio, con anuncios en la radio y la televisión y la difusión de folletos informativos. Además, en los principales centros de población con mayores riesgos, se están definiendo las rutas de evacuación, los puntos de encuentro y los sitios interiores protegidos, como las iglesias.

Revisamos a continuación las recomendaciones que se están difundiendo en Portugal.

 

Si estás cerca de un incendio

  • Llama inmediatamente al 112.

  • Si no hay peligro y tienes ropa adecuada (mangas largas, botas y guantes), intenta apagarla con botas, sacos o ramas verdes.

  • No pongas en peligro la acción de los bomberos forestales u otras fuerzas de socorro y sigue sus instrucciones.

  • Retira tu automóvil de las vías de acceso al incendio.

  • Si notas la presencia de personas con conductas de riesgo, informa a las autoridades.

  • Si el incendio fue cerca de su casa, avisa a los vecinos, corta el gas y riega abundantemente las paredes y arbustos que rodean su casa.

 

Si un incendio se acerca al hogar

  • Avisa a los vecinos

  • Riega las paredes, el techo y 10 metros alrededor de la casa.

  • Cierra puertas, ventanas y otras aberturas. Baja las persianas o cierra las contraventanas.

  • Retira las lonas, plásticos, etc. cerca de la casa.

  • Si tiene un lugar seguro, almacena las bombonas de gas allí.

  • En el interior de la casa, cierra las ventanas que puedan arder y coloca toallas mojadas en las ventanas.

  • Si no hay peligro, apaga los fuegos pequeños con agua, tierra o ramas verdes.

 

Si estás rodeado por un incendio

  • Ve a un refugio o área de refugio colectivo. Si no estás cerca de ninguno, busca un área preferentemente plana con agua o poca vegetación.

  • Respira lo más cerca del suelo posible, si es posible con un paño húmedo, para evitar inhalar humo.

  • Cúbrete la cabeza y el resto del cuerpo.

 

Preparación para la evacuación

  • Mantén los documentos más importantes en un lugar seguro y de fácil acceso (una bolsa, por ejemplo), de modo que puedan transportarse rápidamente en caso de que se retire de la vivienda. Considera la posibilidad de guardar una copia de los documentos en la casa de un pariente o escanearlos en una unidad de memoria USB.

  • Ten preparado un kit de evacuación, que contenga artículos de primera necesidad para usar en caso de emergencia: Kit de primeros auxilios, medicación habitual, agua y comida no perecedera, productos de higiene personal, un cambio de ropa, radio, linterna, silbato, el dinero y lista de contactos de familiares / amigos.

 

Prepara la casa para una huída rápida

  • Mantén libres las salidas de cada división y el edificio, sin objetos que bloqueen el paso.

  • Asegúrate de que todas las salidas se abren fácilmente.

  • Ten las rutas de salida elegidas e identificadas.

  • Define puntos de encuentro comunes para su familia.

 

En caso de evacuación preventiva, llevada a cabo por adelantado, al exterior del centro poblacional

  • Mantén la calma.

  • Cumple con las instrucciones de evacuación de las autoridades. No regreses.

  • Ayuda a niños, ancianos o parientes con limitaciones de movilidad.

  • Lleva el kit de evacuación. No pierdas el tiempo recogiendo objetos innecesarios.

  • Lleva contigo tus animales de compañía.

  • Cierra las puertas y ventanas a medida que sale del hogar, así como otras aberturas (aberturas de ventilación) que permitan el acceso a las llamas.

  • Deja encendidas las luces exteriores de la casa.

 

Si también tiene tiempo y condiciones de seguridad:

  • Aleja las cortinas y los sofás que están al lado de las ventanas y quita los muebles de jardín, lonas impermeables o chimeneas que están al lado de la casa o en cobertizos.

  • Retira las bombonas de gas a un lugar seguro. Si puedes sumergirlos en tanques de agua, minimizará el riesgo de explosión.

  • Riega el entorno de la casa, especialmente el lado enfrentado al fuego y el techo.

  • Usa solo el teléfono cuando sea imprescindible.

  • Sigue las instrucciones emitidas por las autoridades.

 

En caso de evacuación repentina de un refugio colectivo dentro del centro de población

  • Protégete el cuerpo de las llamas y el calor con la ropa adecuada (pantalones y camisa de manga larga, guantes y un paño para proteger la cara del calor y el humo).

  • Mantén la ropa seca (el agua es una sustancia muy conductora del calor, de modo que la ropa mojada se calienta rápidamente y puede aumentar la gravedad de las quemaduras).

  • Elige siempre el camino más seguro de salir de la vivienda, es decir, la salida que tiene menos humo y calor. Si es estrictamente necesario, cruza los espacios con humo lo más cerca posible del suelo.

  • Dirígete rápidamente a las áreas de refugio colectivo más cercanas definidas dentro del centro de población. No retrocedas mientras no esté permitido.

 

En caso de que estés aislado en la casa, si la fuga no es posible

  • Mantén la calma.

  • Protege el cuerpo de las llamas y el calor con ropa seca (preferiblemente no sintética) y apropiada (pantalones y camisas largas, guantes y tela para proteger la cara del calor y el humo).

  • Retira las cortinas y los sofás que están al lado de las ventanas y quita los muebles de jardín, las lonas y la leña que estén al lado de la casa o en cobertizos.

  • Si tienes un espacio seguro, retira las bombonas de gas allí, por ejemplo, sumergiéndolas en un tanque, para minimizar el riesgo de explosión.

  • Si tienes condiciones de seguridad, riega el entorno de la vivienda, especialmente el lado orientado al fuego y el techo respectivo.

  • Cierra puertas, ventanas y otras aberturas (conductos de ventilación) que permitan el acceso a las llamas.

  • Coloca toallas húmedas en las aberturas de puertas y ventanas.

  • Aléjate de las paredes.

  • Busca refugio en el extremo opuesto de la casa en relación con el lado por el que se acerca el fuego.

  • Mantén a los animales de compañía en una habitación única de la casa, preferiblemente acompañados. Nunca los sueltes en la calle.

  • Usa el teléfono solo cuando sea imprescindible.

  • Espera hasta que pase el fuego y luego, compruebe la existencia de focos de incendio en la vivienda y sus alrededores, así en el techo.

 

Fuente: Trípticos informativos [PT]

 

¿Qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.